Conejo agresivo

¿Tiene como mascota un ?

Como ocurre con los seres humanos, tiene su propia identidad y carácter. Esto es lo que lo hace diferente a los demás y, por tanto, único.  se considera un peluche vivo porque es suave, tranquilo y amable. ¡La mascota definitiva! Sin embargo, puede haber circunstancias en las que este gran y plácido peluche se convierta en un conejito agresivo . ¡Te explicaremos de inmediato en qué circunstancias!

: motivos de este comportamiento

La agresión puede ser causada por varios factores que es importante comprender para determinar las causas.

¿Cuáles son las situaciones que pueden hacer que mi conejo sea agresivo?

Madurez sexual

Nuestro dulce conejito está llegando a la edad adulta y, por lo tanto, sus hormonas comenzarán a «molestarlo».

Solo en su jaula, no puede satisfacer sus necesidades naturales. Esto lo pone muy irritable, especialmente cuando vive en cautiverio, esperando el regreso tardío de la familia.

En este caso, es mejor esterilizarlo para ayudarlo a recuperar una vida normal.

Embarazo nervioso, gestación, calor

En cuanto al macho, la hembra está sujeta a cierta irritabilidad durante el celo, los embarazos nerviosos o durante la gestación.

Como resultado, al estar muy molesta, la hembra se vuelve agresiva. No la molestes y aprovecha su ausencia para mantener su jaula y limpiar su arena. Todo volverá rápidamente al orden.

Protección de los más pequeños

La hembra, de naturaleza muy maternal, protege a su descendencia con gran vigor. Así que evita aventurarte allí o elige un momento conveniente para limpiar o llevarle comida.

El miedo

En la naturaleza, un conejo que siente el peligro huye. En cautiverio, si su conejo se siente amenazado, se volverá agresivo para protegerse. Determine la causa del miedo para remediarlo rápidamente.

LEER MAS  Enfermedad hemorrágica del conejo

Una enfermedad

La enfermedad y / o la vejez pueden causar dolor y hacer que tu conejo se vuelva agresivo. Es mejor dejarlo solo porque no quiere que lo molesten. Evite acariciarlo y acercarse a los períodos de juego. Necesita calma y descanso.

Defensa del territorio

Los machos y / o hembras defienden ferozmente su territorio. En caso de una intrusión inoportuna, tenga cuidado con usted si lo toma por sorpresa. No le gustará y estará muy enojado.

Evite sorprenderlo y avísele siempre cuando llegue, llamándolo por su nombre por ejemplo.

La jerarquía

El dominante de una colonia de conejos puede comportarse agresivamente si sus congéneres desafían su posición como líder y su autoridad.

Es lo mismo para ti. Sin embargo, no debería verte como un dominado, sino como el jefe de la manada.

Si es así, asegúrese de recordarle quién es el jefe y que debe obedecer las reglas. Él te respetará mucho mejor.

Una mala convivencia entre un conejo y un perro o un conejo con un cuy u otros animales puede provocar cierta agresividad por parte del lagomorfo.

Reacción en caso de agresión de tu conejo.

Señales de su agresividad

A continuación se muestran algunas señales de advertencia de un conejo agresivo:

  • pequeños pellizcos hechos en una parte de su cuerpo (brazo o mano cuando lo acaricia, por ejemplo);
  • cabezazo que indica que está molesto por tu comportamiento hacia él;
  • rechinar los dientes o gruñir del conejo cuando te mira;
  • Cola levantada, se infla para parecer más imponente, cuidado, está listo para saltar para morderte.

Deje que el mensaje le sea claro, ¡usted es el jefe de la casa! Los roles no deben invertirse.

LEER MAS  Lenguaje corporal de los conejos

Si tu conejo te provoca, reacciona inmediatamente de la siguiente manera:

  • regañándolo firmemente;
  • Sometelo colocando suavemente su cabeza en el suelo para que esté en una posición incómoda sin poder moverse. Sin embargo, esto solo debería durar unos segundos.

Debe entender que eres más fuerte que él.

Maneja tu agresividad a diario

En primer lugar, es mejor no molestar a un conejo que está comiendo o durmiendo. También tiene derecho a la paz. Cuando se acerque a ella, háblele en voz baja para indicarle su presencia. Luego introduce tu mano en su jaula y acaríciala suavemente mientras le hablas.

A algunos conejos no les gusta que los abrazen. Respeta su elección y deja que se acerque a ti para conocerte mejor o, déjale navegar en su recinto o en la casa para que empape tu lugar de vida. El día que esté dispuesto a dejarse abrazar, hazlo con mucha delicadeza para tranquilizarlo.

También puedes esterilizar o castrar a tu conejo para que sea menos agresivo. Tendrá menos de la noción de dominio y territorio.

Todo sobre el mundo del perro

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies