Conejo enfermo

Conejo enfermo

: 7 signos inconfundibles

Cada conejo tiene su propia personalidad. Así, tu conejo es más o menos activo, más o menos juguetón, en comparación con otros conejos. Sin embargo, existen señales, comunes a todos los conejos, que te permiten saber si tu conejo está enfermo. Durante la vida de tu amigo de cuatro patas te encontrarás ante situaciones en las que tendrás que hacer un diagnóstico inicial y decidir si es necesario o no llevarlo al veterinario. Este artículo le brinda la lista de signos de enfermedad en conejos.

Conejo enfermo: 7 signos inconfundibles

Señal 1 – Fiebre en Conejos

La fiebre es un mecanismo en el cuerpo que indica la penetración de un patógeno en el cuerpo. Es la reacción del sistema inmunitario que busca deshacerse de una bacteria, un virus, un alérgeno o un parásito, el aumento de la temperatura encaminado a frenar el desarrollo del intruso y por tanto la progresión de la enfermedad. Por lo tanto, la fiebre no es la consecuencia de una sola causa, sino que puede explicarse de varias maneras. Si tu conejo tiene fiebre, algo anda mal en su cuerpo. Es importante identificarlo lo suficientemente temprano.

Mientras que la temperatura rectal normal varía según la especie, en conejos es de 38,5-39,5ºC . Más allá de eso, el conejo tiene fiebre. Sin embargo, es un criterio poco utilizado por los dueños de conejos porque hay que reconocer que tomar la temperatura rectal de un conejo no es fácil. Es recomendable que haya dos personas, una sujetando suavemente al animal mientras la otra introduce el termómetro en el ano del conejo. Para facilitar la intervención, considere aplicar previamente vaselina en la punta del termómetro.

Si tu conejo tiene fiebre, consulta a un veterinario. Sólo él puede realizar los exámenes adicionales necesarios para determinar la causa de la fiebre y prescribir el tratamiento adecuado.

No todas las enfermedades van acompañadas de fiebre, por lo que es necesario estar atento a otros signos.

Signo 2 – Cambios en la dieta del conejo

Un disminuye su ingesta de comida o agua, o incluso la detiene por completo. Como propietario, usted sabe cuánta comida es adecuada para su conejo. Si deja sobras para varias comidas, algo anda mal. Sin embargo, es probable que cualquier anorexia que se extienda más allá de un rango de 12 horas tenga un impacto más grave en el estado de salud del conejo, amplificando la anorexia y provocando complicaciones como el cese completo del tránsito, reducción de la actividad intestinal, hipoglucemia o lipidosis hepática. Por lo tanto, los cambios en la dieta deben detectarse muy temprano para evitar crear un círculo vicioso.

Los problemas más comunes que causan dificultades de alimentación son los dientes que no crecen o se desgastan según sea necesario para que la boca del conejo funcione correctamente. Los abscesos orales también pueden impedir que un conejo se alimente.

Además, recuerda que los conejos son cecótrofos . Por lo tanto, es necesario inspeccionar regularmente los excrementos que el conejo deja en su jaula. Un conejo sano solo deja excrementos duros y secos, ya que ingiere los excrementos blandos a la salida del ano. Estos le proporcionan la vitamina B que necesita para equilibrar su dieta. Por lo tanto, no es normal encontrar excrementos húmedos y blandos en la jaula.

Señales 3 – Estornudos y secreción nasal en conejos

Conejo enfermo sintomas

La nariz de un conejo es frágil. Sin embargo, es un órgano cuyo buen funcionamiento es tanto más importante cuanto que un conejo no puede respirar por la boca. Cualquier obstrucción nasal en conejos debe tratarse con prontitud y seriedad. También es necesario encontrar la causa, de lo contrario, el conejo volverá a enfermarse rápidamente.

Si el conejo estornuda con frecuencia o tiene una nariz que moquea pegada al pelo, es porque sus vías respiratorias están irritadas o incluso inflamadas. Sin una consulta rápida, las complicaciones pueden desarrollarse rápidamente, la secreción se vuelve más espesa y purulenta, lo que hace que la respiración del conejo sea aún más problemática. Un conejo que está luchando por respirar puede incluso silbar , y una infección pulmonar puede aparecer rápidamente.

El aire demasiado seco, demasiado húmedo o demasiado caliente (> 25°C), o incluso demasiado polvoriento, puede ser la causa de estos síntomas. La causa también puede ser una posición anormal de los dientes o la presencia de una infección bacteriana, como la coriza. Finalmente, ramitas de heno pueden haber entrado en la nariz del conejo. Se llaman “espiguillas” y son capaces de destruir incluso la estructura ósea nasal.

Signo n° 4 – Diarrea o cese de tránsito en el conejo

La diarrea o la parada del tránsito son trastornos digestivos que pueden tener muchas causas: estrés, parásitos, bacterias, etc.

Como todos los signos enumerados en este artículo, ninguno es específico de una enfermedad en particular y no permite hacer un diagnóstico seguro sin exámenes adicionales.

Signo n°5 – Salivación excesiva

La secreción excesiva de saliva es otra señal que debe alertarte. La saliva puede cambiar de color si se acaban de comer verduras, e incluso puede parecer espuma. Un trozo de heno puede estar atorado en la boca de tu conejo, o también puede ser comida atorada entre los dientes del conejo y el conejo no puede sacarla.

Todo tipo de problemas dentales también pueden ser la causa de este fenómeno, al igual que la parálisis en la laringe que provoca la acumulación de alimentos que luego son regurgitados en la boca y la nariz. Esto puede aumentar cuando la saliva regurgitada es absorbida por los pulmones.

La presencia de un parásito del tipo Encephalitozoon cuniculi también puede generar hipersalivación.

Signo n°6 – Pérdida de cabello y cambios en la apariencia de la piel del conejo

El conejo pierde su pelo en cantidad durante la muda como muchos otros animales. El cabello evoluciona según un ciclo de vida: crece y luego se cae. Pero la pérdida significativa de cabello fuera de estos períodos son síntomas para los cuales se debe encontrar la causa.

Las conejas que sufren de un embarazo nervioso comienzan a arrancarse el pelo para construir el nido, al igual que las conejas a punto de dar a luz. Este comportamiento también puede afectar a todos los conejos, independientemente del sexo, si están especialmente estresados ​​(debido a un entorno demasiado ruidoso o demasiado cambiante), ansiosos o aburridos. Un conejo arrancándose el pelo también puede ser un conejo con dolor debido a la falla de un órgano interno. Al mutilarse, el animal trata de hacer sus necesidades. Los conejos a menudo desarrollan cálculos urinarios, que son particularmente dolorosos. Una hembra no esterilizada también puede sufrir una infección del útero o tumores en este mismo órgano.

La tiña es una enfermedad que se manifiesta por la aparición de zonas sin pelo. La piel aparece escamosa, con costras, a veces supurando.

Cualquier enrojecimiento, absceso o llaga debe tratarse de inmediato. La mixomatosis todavía está presente en Francia y crea bultos no supurativos en los párpados , la nariz, las orejas y los genitales.

Signo No. 7 – Cambios y alteraciones en el comportamiento habitual del conejo.

Un conejo que se muerde las patas puede tener pododermatitis , una infección bacteriana de la piel que suele localizarse en las almohadillas de las patas. Un conejo que sufre de una infección de este tipo también puede simplemente comenzar a cojear.

En caso de fractura o dislocación de una extremidad, el conejo no se moverá de la forma habitual y rápidamente te darás cuenta si conoces bien a tu conejo. Si trata de averiguar qué está pasando, su mascota puede incluso comenzar a huir de usted. Debe estar atento a sus manipulaciones que, por lo tanto, podrían agravar la situación.

Una enfermedad neurológica parasitaria llamada encefalitozoonosis puede causar pérdida de equilibrio en conejos, tortícolis, debilidad en los cuartos traseros, incluso parálisis o convulsiones.

La depresión del conejo forma parte de la larga lista de señales que deben alertarte. Un conejo que ya no se mueve, que permanece acostado en una bola, acurrucado sobre sí mismo mientras mantiene las orejas planas mientras está parado en una esquina es algo a tener en cuenta.

Rechinar de dientes, gemidos, un animal que ya no se acicala, que ya no responde a las caricias cuando las disfrutaba, que se vuelve agresivo,… Cualquier señal de cierta magnitud debería alertarte.

En conclusión

El conejo es un animal frágil que está amenazado por muchas enfermedades. Cuanto más le prestes atención, más lo cuidarás y es menos probable que se enferme. Ninguna enfermedad es fácil de identificar en un conejo y estos 7 signos inconfundibles te permitirán reaccionar ante el primer síntoma y llevar rápidamente a tu conejo al veterinario.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.